En Aplimet queremos el mejor espacio de trabajo para todo nuestro equipo.

Por este motivo hemos contratado el servicio de VEEMA Human System, una tecnología que regula la contaminación electromagnética (CEM) en los entornos laborales.

La tierra genera ondas electromagnéticas de 7,83 Hz de forma natural. Sin embargo, toda la tecnología que hay en las oficinas —ordenadores, aires acondicionados, monitores, etc.— alteran la frecuencia de las ondas. Para evitar que eso pase, el equipo de VEEMA realiza un exhaustivo análisis del espacio en el que aplicarán sus soluciones. Miden la radiación electromagnética, su origen y demás factores. Cuando han conseguido todos los datos relevantes, aprovechan las corrientes de aire —naturales o artificiales— para colocar dos aparatos, el VM1 y el VM2, estratégicamente para devolver la frecuencia media de 7,83 Hz al electromagnetismo del entorno de trabajo.

Con este proceso consiguen evitar todas las consecuencias nocivas que puede tener la CEM: propensión a migrañas y jaquecas, agotamiento, electrosensibilidad, estrés, problemas con el sueño…

En Aplimet confiamos en que esta solución nos ayude a crear un mejor espacio de trabajo para todo nuestro equipo. El talento de nuestros técnicos y diseñadores es un valor clave para nosotros y la única forma de rendir al máximo es con una salud óptima, un buen nivel de descanso y una carga limitada de estrés.

Junto con VEEMA apostamos, una vez más, por la calidad y la innovación. Y en esta ocasión, en nuestras propias instalaciones.

Imágenes: www.veemasolutions.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *